reinforced components for armored vehicles

Suspensión y frenos.

El primer problema que aflora cuando se blinda un vehículo es el incremento de peso y su efecto sobre la suspensión. No se trata solamente de que queda mas bajo, sino que las prestaciones del vehículo y las reacciones a la dinámica de la conducción se ven gravemente afectadas debido a que el incremento de masas hace las cosas realmente diferentes. Tanto los muelles como los amortiguadores y sus accesorios (para el vehículo o solamente para su cabina si se trata de camiones) precisan de ser sustituidos por otros con las características apropiadas, y nosotros en TERPECK los diseñamos y fabricamos especialmente para su proyecto.

También cuando se incrementa el peso aparece el problema de que la capacidad de frenado se ve drásticamente reducida y la resistencia a frenadas sucesivas desaparece rápidamente. En estos casos se precisa del estudio correspondiente para restaurar las condiciones de frenado y eso es lo que hacemos para nuestros clientes. Los materiales de fricción que usamos en nuestros componentes DACER son los mas avanzados disponibles en la actualidad debido a que no nos vemos condicionados por los costes de una producción masiva sino que la prioridad es satisfacer las nuevas exigencias del vehículo de nuestro cliente para una de las mas extremas aplicaciones posibles: cualquier vehículo blindado escapando de un atentado debe poder mantenerse bajo control incluso conduciéndolo al máximo de sus posibilidades y abusando seriamente de la dirección y el freno.

Para mas información dirigirse a las correspondientes webs:
www.terpeck.com
www.dacerpower.com

!